martes, 29 de enero de 2013

3 años y medio de cárcel por robar comida: ¿justicia?

Obtuvo el perdón de la víctima. Pero no el de la Justicia. Un ladrón reincidente que sustrajo la comida que una mujer guardaba en un congelador y en una nevera ha sido sentenciado a tres años y seis meses de prisión como autor de un delito de robo con fuerza en las cosas en casa habitada. El condenado, F.C.P., robó alimentos entre los que había conejos, chorizos o langostinos congelados.
En el juicio celebrado el pasado mes de noviembre la dueña de la casa no reclamó indemnización alguna. "Yo no quiero nada, eran cosas para comer; que le aprovechen y le sirvan de alimento", afirmó entonces la mujer. Pero las huellas dactilares halladas en el lugar, el hecho de que el acusado hubiese usado la "fuerza" para desencajar una ventana por la que entró en la casa y su condición de reincidente -le consta una pena firme de 2011 por otro robo- le han valido la condena de tres años y medio de cárcel que solicitaba la Fiscalía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada