jueves, 19 de junio de 2014

PENOSO PANORAMA POLÍTICO EN COMPOSTELA.



Fte: La Voz de Galicia.

El exclusivo chalé adosado de los 9 afiliados. En la rúa das Oblatas número 59, sita en el barrio del Carme de Abaixo, figuran inscritas 9 personas afiliadas al PSOE el mismo día. Ninguna aportó teléfono de contacto ni correo eléctrico.
En un apartamento próximo al campus universitario de Santiago se afiliaron del golpe al PSOE cinco personas, y cuatro rebasan con creces los setenta años. El mismo número de altas aparecen inscritas en otros dos inmuebles del Ensanche compostelano, registradas todas ellas el mismo día, 26 de mayo pasado, pero quizás el caso más escandaloso sea el que atañe a un chalé adosado del exclusivo barrio del Carme de Abaixo, declarado como residencia de nueve militantes. Estos son algunos de los ejemplos de «pisos patera» denunciados en el seno de la agrupación socialista de Santiago para alertar del inflado masivo del censo de militantes, una táctica orientada a alterar el resultado de las elecciones internas en las que se escogerá al candidato a la alcaldía para el 2015.
De momento son dos las personas que dieron un paso al frente para erigirse en cabeza de lista del PSOE local tras las primarias internas. Se trata de los concejales Francisco Reyes y Mercedes Rosón, y son precisamente ellos quienes son señalados por algunos miembros del comité local como responsables en última instancia de la adulteración del censo.
Las anomalías se aprecian al repasar la lista oficial de militantes a la que ha tenido acceso La Voz, que se reproduce parcialmente en la imagen, pero con los datos personales protegidos. Lo primero que llama la atención es que en un solo día, el 26 de mayo, se duplicó el número de afiliados, pues se incorporaron 292 militantes de una tacada, cuando el pasado mes de marzo el PSOE compostelano contaba con 314.
Pero revisando las direcciones declaradas, salta a la vista el elevado número de nuevos militantes que dicen vivir en el mismo domicilio, aunque ninguno de ellos aporta un teléfono o un correo electrónico de contacto. Entre esos «pisos patera» -expresión utilizada en el seno del propio PSOE en una reunión del comité local del 10 de abril- figura uno en la calle Alfredo Brañas 15, con cinco afiliados; otro en Mestre Mateo 19, con igual cifra; o en Frei Rosendo Salvado 9, con otros cinco. En el 5 de la calle París se afiliaron 4 personas y en Concheiros 10, otras cuatro.
Seis familiares de Rosón
En todos los casos antes citados coincide que las nuevas altas fueron declaradas con fecha del 26 de mayo, el día límite que fijado desde Ferraz para incluirse a estos militantes en el proceso federal de primarias, en el que se elegirá al sustituto de Rubalcaba, y en las consultas posteriores. Y ese 26 de mayo también fue el día en que se incorporaron al censo socialista seis familiares directos de la edila Mercedes Rosón, una de las aspirantes a convertirse en candidata del PSOE en las próximas municipales, así como alguna persona asociada más indirectamente con Francisco Reyes, que el candidato que en principio parte con el respaldo del aparato local del partido.
Advertencia hecha a Ferraz
El secretario general del PSOE compostelano, Xosé Sánchez Bugallo, admitió ayer, en declaraciones a La Voz, el aumento masivo del censo. «Todo o publicado é basicamente certo», dijo, antes de relatar que la agrupación local hizo una comprobación de lo que ocurría sin detectar irregularidades amparadas en los estatutos. Con todo, advirtió por carta a Ferraz de lo que ocurría y de que las nuevas altas eras para influir en el resultado de primarias.
Con todo, dijo que no le constaba la existencia de pisos patera. Y ironizó con que si aparecen algunas altas declaradas en el mismo domicilio a lo mejor es porque «no PSOE sempre fumos un partido moi familiar».
A medida que se conocen más detalles de la aparente adulteración del censo de militantes del PSOE compostelano, se amplifica también el foco del escándalo. De momento, ni la dirección gallega del partido, ni tampoco la federal, se pronunciaron al respecto, aunque sí lo hizo la provincial.
El equipo capitaneado por Francisco Caamaño, secretario general del partido en la provincia de A Coruña, consideró ayer «un feito grave e insólito» el que se haya duplicado el censo de militantes de Santiago. Lo hizo por boca del secretario de organización provincial, Emilio Vázquez, quien avanzó que pedirá a la responsable autonómica del aparato del partido, Pilar Cancela, que inicie una investigación interna para esclarecer lo ocurrido y velar «pola transparencia do proceso de primarias».
Anulación de las fichas
Vázquez expresó el «fondo malestar» de la dirección coruñesa del PSOE con lo acaecido en Santiago, pues entiende que se trata de una operación «que parece querer pervertir as regras do xogo democrático». Por esa misma razón, reclamó la «anulación cautelar» de las fichas cumplimentadas en bloque, así como una «depuración de responsabilidades» a las que hubiera lugar.
Puntualiza además la cúpula provincial del partido que carece de competencias en materia de censos y de altas y bajas de afiliados, por lo que emplaza a la dirección gallega a realizar la investigación interna.
Pero pese a la respuesta contundente dada al escándalo compostelano por la ejecutiva de Francisco Caamaño, lo cierto es que en su equipo hay alguna persona que podría estar asociada a algunos casos del inflado artificioso del censo de militantes.


Tanto es así que en el domicilio declarado en la secretaria provincial de Igualdade, la compostelana Noemí Fernández, aparecen inscritas otras tres personas como militantes del partido. Quizás lo más llamativo de todo es la fecha en que fueron dadas de altas: también el 26 de mayo.


Dato de hoy:

Un total de 271 fichas, el 40 % del total, existe una repetición en el domicilio declarado, algo que afecta especialmente a las últimas altas.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada