martes, 14 de octubre de 2014

Más palos a los débiles, ¿hasta cuándo?

Desde luego lo que un adulto en paro necesita no son las humillantes e insuficientes subvenciones sino que lo necesario es romper esa dependencia que paraliza y promover políticas que generen empleo digno. Pero no es justificable que mientras se mantiene la SICAV para que los grandes evadan impuestos "legalmente" se penalice a los parados porque hay que cuadrar las cuentas del Servicio Público de Empleo Estatal, que hasta el 2007 se autofinanciaba con cuotas de empresarios y trabajadores y al que el Estado tendrá que inyectar 10.109 millones en el 2015.
Sale hoy en la prensa que: "...en Galicia se realizan inspecciones sobre las llamadas políticas pasivas, para sancionar a aquellos desempleados que no asisten a cursos de formación o a citas de orientación, sin justificar la ausencia. En los últimos doce meses se realizaron 6.500 inspecciones y se impusieron sanciones a 303 parados, que perdieron la prestación, según los datos facilitados ayer por la Consellería de Traballo".
Se miente sobre las cifras del paro: si baja la lista de parados es porque ya no se confía en el sistema y ni siquiera se anotan en las oficinas, asisten a los cursos, no figuran como parados los que hayan sido contratados por unas horas..., etc, etc. No es para defraudar, es porque no se ven salidas.

Ante esta situación el partido SAIn tiene el punto dos de su programa político.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada