domingo, 7 de septiembre de 2014

Familias enriquecidas vs. 700.000 hogares sin ingresos



¿Quién dijo que los ricos también estaban sufriendo la crisis? El patrimonio de ocho de las grandes fortunas españolas gestionado a través de sicav -sociedades de inversión de capital variable- aumentó hasta junio un 9,5 % al rozar los tres billones de euros, según datos del mercado recogidos por EFE.
Al cierre de junio de este año, el patrimonio gestionado por estas ocho sicav se elevaba a 2.979.065 millones de euros, frente a los 2.723.308 millones de euros del cierre de 2013: el equivalente al triple del PIB español (1,04 billones de euros). Por lo que respecta a la rentabilidad, el rendimiento medio de estas ocho sociedades fue entre enero y junio de 2014 del 5%, menos de la mitad de lo que se revalorizaron en 2013, un 11,22%.
Una sicav o sociedad de inversión de capital variable es un instrumento utilizado principalmente por grandes fortunas porque les permite invertir parte de su dinero y diferir el pago de impuestos gracias a la creación de una sociedad anónima destinada únicamente a invertir en activos financieros.
Pero no son sólo las grandes fortunas las que eligen este instrumento para gestionar su patrimonio, y los fondos de inversión también se aprovechan de sus ventajas fiscales: se paga un 1% de impuestos por los rendimientos y plusvalías que generen. Para constituir una sicav, hay que cumplir determinados requisitos, como contar con al menos cien accionistas y un capital mínimo de 2,4 millones de euros; en el caso de una sicav por compartimentos, el capital mínimo desembolsado es de 480.000 euros.
Existen también restricciones a la inversión del capital de la sicav, que debe estar destinado principalmente a valores admitidos a cotización y diversificado entre distintas sociedades.

Crecimiento de la sociedad Torrenova

Por lo que respecta a las principales sicav españolas, no todas estas sociedades incrementaron el valor de sus activos, pero su crecimiento general estuvo propiciado por el notable repunte patrimonial de la sociedad Torrenova, vinculada a la familia March, que incrementó un 19,20% su patrimonio hasta 888 millones de euros gestionados. Entre enero y junio, Torrenova obtuvo una rentabilidad media del 2,16%.
Inmediatamente detrás de Torrenova se sitúa Morinvest, gestionada por BBVA y depositaria de activos de la empresaria Alicia Koplowitz, que en el primer semestre redujo su patrimonio de 496,9 a 491,5 millones, un 1%, tras revalorizarse un 5,11 %.
Soandres, la sicav de Sandra Ortega Mera, hija de Amancio Ortega, fundador de Inditex, administraba un patrimonio al cierre del pasado mes de junio de 376,2 millones de euros, un 3,3% más que al cierre de 2013; en este periodo se ha revalorizado un 3,35%.
En cuanto a Elitia -antes Agrippa-, vehículo de inversión de la familia Gallardo Ballart, propietarios de la farmacéutica Almirall, contaba en junio con unos activos de 315,5 millones de euros, el 18,60% más que en diciembre de 2013. Su revalorización ha sido del 4,8% en el semestre.
La familia Del Pino, principales accionistas de la empresa constructora y de servicios Ferrovial, gestionaba a través de Allocation 307,7 millones de euros al terminar el mes de junio, el 5,4% más que al cierre de 2013, con una revalorización del 5,45%.
Por lo que respecta a los Hernández Calleja, de Ebro Foods, la sicav Soixa acumulaba al cierre de junio un patrimonio de 281,5 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,20% respecto al cierre del año anterior, con una rentabilidad del 7,3% hasta junio. Y a través de sus sociedades Arbarin y Naira, Juan Abelló acumulaba un patrimonio de 215,2 millones de euros, el 6,3 % más que en diciembre; la primera logró una rentabilidad del 9,09%, y la segunda, del 2,82 %.

Fte: Público.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada