miércoles, 9 de septiembre de 2015

El precio de los pisos sube otro 2,2 % en Galicia.

Lejos de ser una buena noticia consideramos que la subida en el coste de los pisos va contra el derecho a disponer de una vivienda.
Aquí publicamos la noticia que hoy sale en la prensa.

El partido SAIn defiende el derecho al acceso a una vivienda digna y especular con la vivienda y la usura van contra este derecho.
No de sebe comerciar con los derechos fundamentales de las personas, por ello, planteamos como partido político nuestra propuesta al respecto:

LUCHAR CONTRA la ESPECULACIÓN de la VIVIENDA

Dña impunidad de la corrupción política

La vivienda es un derecho básico, orientado a la realización de un deber: la promoción de la familia como fuente de Solidaridad y de todos sus miembros como personas, en la sociedad en la que nos toca vivir. Junto con el trabajo, la historia nos demuestra que son los pilares básicos de esa familia que tiene el deber de protagonizar su vida personal y colectiva.


LA REALIDAD DE LA VIVIENDA
Un análisis somero de la realidad de la vivienda en España y en el Mundo, nos muestra cuan lejanos estamos de un ideal de vivienda digna:
1.- Según datos de la ONU, existen más de 1.000 millones de personas sin una vivienda digna en el mundo. Más de 100 millones de personas se encuentran sin techo alguno.
2.- En España, según Cáritas, más de 30000 personas viven sin techo y cada 5 días muere una persona sin hogar.
3.- Casi el 50% de los inmigrantes ocupan viviendas realquiladas en nuestro país. Constatamos la existencia de familias enteras condenadas a vivir en una sola habitación.
4.- La actual legislación permite la usura y el abuso de la banca de manera generalizada en el mercado de viviendas, especialmente la ley hipotecaria y los desahucios, todo ello mientras banca e inmobiliarias concentran en sus manos cientos de miles de viviendas vacías.
¿POR QUÉ EXISTE LA ESPECULACIÓN DE LA VIVIENDA?
La causa fundamental de la especulación con la vivienda, la podemos desgranar en los siguientes aspectos:
1.- La búsqueda del máximo beneficio por parte de la banca, las empresas de construcción, las inmobiliarias  y promotoras,  incluso  bajo  forma  de  cooperativas, y particulares,  fomentando  todas  ellas, grandes y pequeñas, el acceso a la vivienda a través de créditos e hipotecas en condiciones abusivas y de robo.
2.- La corrupción política legal e ilegal, que ha provocado el encarecimiento del suelo, y  que  ha  supuesto la construcción por razones puramente especulativas.
3.- El modelo de financiación de las administraciones territoriales, sobre todo ayuntamientos y CC AA, ha descansado estos años en este tipo de ingresos del sector inmobiliario, teniendo como consecuencia el crecimiento burocrático y la corrupción política.   Los responsables políticos de los diferentes gobiernos, los 8 años del PP y los 21 años del  PSOE,  han  permitido  la  dependencia  económica  del  sector inmobiliario como actividad económica fundamental en nuestro país.
4.- En una fase postrera de menores niveles de beneficio bancos y cajas ejercen su verdadero poder. El Estado favorece la socialización de las pérdidas del sector, con la reconversión de la deuda de los bancos en deuda pública a través de los rescates bancarios, y con la puesta en marcha de una gran inmobiliaria estatal (SAREB), que favorece la venta de las viviendas embargadas.
¿QUÉ PODEMOS HACER CONTRA LA ESPECULACIÓN DE LA VIVIENDA?
Promover una vivienda digna en propiedad a la medida de las necesidades de toda persona y familia. Ningún bien de primera necesidad como la vivienda debe ser objeto con el que especular o someter a usura. La falta de vivienda es signo de la guerra de los poderosos contra los débiles; y es nuestro deber buscar soluciones políticas universales e integrales a esta situación. Para que esto sea así, proponemos:
1.- Promover una legislación que, en materia financiera, impida, prohíba y sancione las prácticas usurarias del sistema bancario nacional e internacional. Paralización de los desahucios de primera vivienda y anulación de ejecuciones hipotecarias.
2.- Perseguir sistemáticamente la corrupción urbanística y endurecer las penas de los que incurran en ella.
3.- Prohibición legal de especulación con la vivienda.
4.- Restitución al pueblo del dinero entregado a la banca para financiar su endeudamiento fruto de la especulación inmobiliaria.
5.- Promover la construcción de viviendas a través de la prestación personal de trabajo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada